976 88 66 24 info@amibil.info

AMIBIL traslada al Ayuntamiento de Calatayud la situación actual de la entidad. Esta reunión forma parte de la ronda de encuentros, ya en persona, con administraciones e instituciones y tras el parón provocado por la pandemia. Después unos meses complicados por las afecciones de la COVID-19, AMIBIL retoma las reuniones de trabajo con diferentes administraciones: el propio Alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, ha recibido a representantes de la Junta Directiva de esta Asociación de Familias de Personas con Discapacidad Intelectual y del Desarrollo. Fue una reunión en la que el primer edil pudo conocer de primera mano cómo la pandemia ha afectado a los usuarios y a la propia entidad a nivel sanitario, emocional, social, y económico. Pero también se le plantearon al alcalde las necesidades actuales y retos próximos como el incremento de gasto corriente y de personal en la Residencia, o la necesidad de suelo y nuevos equipamientos para poder seguir creciendo y atender las necesidades del colectivo. Para el Alcalde de Calatayud, la reunión fue “tremendamente positiva” y se enmarca también en la reanudación de encuentros que desde el Ayuntamiento se mantienen con otras asociaciones y entidades ahora que la situación sanitaria lo va permitiendo. Tras conocer el planteamiento de AMIBIL, José Manuel Aranda se ha mostrado receptivo a buscar fórmulas de colaboración para poder apoyar a la entidad principalmente en la atención de usuarios con especiales necesidades ya sea por su grado de discapacidad, dificultades de adaptación, o que requieren de cuidados específicos. “Buscaremos la manera de apoyar a esos perfiles que en determinados casos implican un mayor esfuerzo para la entidad” Por parte de AMIBIL estuvieron en el encuentro el José Daniel Arias (Presidente), Ana Herrer y Encarna Guerrero como vocales de la Junta Directiva, y la gerente de la entidad, Lucrecia Jurado.